Rutas y excursiones

El interior y las playas aún por descubrir en Ibiza

0 votos

Ibiza - Illes Balears- Ibiza

Un litoral de calas recogidas y un interior rural dibujan el paisaje de esta isla balear, la mayor de las Pitiüses. Desde la fortificada y bulliciosa Eivissa hasta la plácida Santa Eulària, surgen pueblos de herencia árabe, igl

Una ruta por Ibiza (Eivissa, en catalán) tiene siempre como punto de partida su capital, Eivissa.

Ciudad fundada por los fenicios cuya condición de encrucijada propició su característico trazado: el puerto, resguardado y de fácil acceso; y el núcleo, erigido sobre una pronunciada colina y sólidamente amurallado para protegerlo de posibles ataques.

La Marina y Sa Penya son dos barrios que nacieron en los aledaños del puerto. Hay que perderse por sus calles con olor a puerto, hoy llenas de tiendas de moda y bares, para comprender lo que fue durante siglos una vida dependiente del mar. Para subir a la ciudad amurallada, Dalt Vila, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999, conviene entrar por el Portal de ses Taules.

En la cima de la colina se localiza la catedral, cuya austeridad refleja el estilo predominante en los edificios civiles y religiosos de la isla. En la misma plaza y dentro de una hermosa capilla gótica ojival del siglo XIV, el Museo Arqueológico exhibe vestigios de épocas todavía más lejanas, procedentes de otras áreas de comercio fenicio como Grecia y Egipto.

El legado de las diferentes civilizaciones que han habitado la isla está representado además en el Museu Puig des Molins, al que se accede saliendo del recinto amurallado por el Portal Nou, y ubicado junto a una necrópolis con 4.000 tumbas de origen púnico.

El paisaje de Ses Salines, a unos siete kilómetros de la ciudad, es un ejemplo vivo de la adaptación del hombre al medio a lo largo de los siglos. Declarada Área Natural de Especial Interés por sus playas de dunas, estanques frecuentados por flamencos y fondos de posidonia, Ses Salines constituye uno de los ecosistemas baleares con mayor biodiversidad.

Los islotes de Es Vedrà y Es Vedranell, uno de los paisajes más famosos de Ibiza, se hallan 12 kilómetros al oeste. Además de la montaña más alta de Ibiza, Sa Talaia (475 m), el gran atractivo del municipio de Sant Josep es la multitud de calas pequeñas que dibuja su litoral. Siguiendo la costa hacia el norte aparece el pueblo de Sant Antoni de Portmany, uno de los principales centros turísticos de la isla y sus calles bullen de animación a todas horas, especialmente de noche.

Unos minutos en coche bastan para alcanzar Cala Salada, una playa rodeada de pinos y acantilados que, orientada hacia la isla Sa Conillera, regala magníficos atardeceres.

Cala Salada podría marcar el inicio del recorrido por la abrupta costa norte, un largo acantilado en el que palpita una Ibiza diferente, menos turística, con pequeños pueblos que han dado la espalda al mar y que miran hacia el interior, como el pueblo de de Santa Eulària des Riu, en el que se encuentra una de las iglesias más hermosas de la isla.

La isla de Ibiza pertenece al archipiélago de las Baleares y forma, con Formentera, el grupo de las islas Pitiüses. Su extensión es de 572 km2 y tiene un litoral de 210 km de playas. La capital y principal puerto de la isla es Eivissa.

 

Galería de fotos

Encuentra los eventos de

Sugerencias...

Deja tu comentario
La ciudad italiana presenta una parte alta antigua y una parte baja nueva
Deja tu comentario
Un fin de semana en una de las ciudades españolas con mayor trayectoria histórica dónde [..]