Rutas y excursiones

En kayak desde Sa Canal a Sa Caleta

0 votos

La ruta que os recomendamos hoy para hacer en kayak es muy sencilla y os permitirá disfrutar de vistas espectaculares: las aves sobre los estanques salineros, los acantilados rojos de Sa Caleta, la belleza salvaje de es Cap d'es Falcó...

La ruta que os proponemos hoy para hacer en kayak es muy sencilla y os permitirá disfrutar de algunas de las vistas más hermosas de la isla: las aves sobre los estanques salineros, los acantilados rojos de Sa Caleta, la belleza salvaje de es Cap d'es Falcó...

Como siempre, os recordamos que en el mar la exposición al sol es muy intensa y constante, por lo que es esencial llevar un buen fotoprotector (adecuado al tipo de piel y al grado de bronceado que se posea), una gorra, pañuelo o visera y agua para hidratarse a lo largo del recorrido. También es recomendable llevar gafas de sol para proteger los ojos, y agradeceréis llevaros unas gafas de bucear y un tubo de snorkel para poder disfrutar de la belleza de los fondos marinos que iremos recorriendo.

Salimos desde el final de la famosa playa de Ses Salines, poniendo el kayak proa al sur, es decir, dejando el mar a nuestra izquierda, en dirección al muelle donde se realiza actualmente la carga de la sal. Aquí podremos admirar el pueblo de Sa Canal, habitado antiguamente por trabajadores de la industria salinera.

Costeando llegamos hasta la playa del Canal de s'Olla, en la que podremos desembarcar.

Más adelante llegamos a la Punta de Sa Rama, donde hay que extremar precauciones en caso de mala mar y donde deberemos dejar el islote a babor.

Después de una impresionante bahía rodeada de acantilados, llegamos a Cap d'es Falcó, zona antiguamente dedicada a la crianza de halcones y desde donde se difruta de una maravillosa puesta de sol.

Continuando la travesía llegamos a una playa de cantos rodados que se llama Es Codolar, desde donde podremos admirar los estanques de Ses Salines con sus aves migratorias. El desembarco aquí pueden dificultarlo algo las piedras.

Más adelante divisamos las pistas del aeropuerto y en seguida comenzará una zona urbanizada donde encontramos las típicas casetas de pescadores. La navegación por esta bahía puede ser complicada en días de mala mar debido a la formación de grandes olas por la poca profundidad con que cuenta, y la dificultad de accesos a la costa.

Al final de esta extensa playa llegamos al Puerto de Sa Caleta, con gran abundancia de casetas varadero. Aquí se encuentra también el poblado fenicio de Sa Caleta, primer asentamiento humano en Ibiza, y declarado Patrimonio de la Humanidad.

Aquí en Sa Caleta podremos disfrutar de varias calas preciosas de fácil acceso para desembarcar, enmarcadas en pequeños acantilados de tierra roja que contrasta con el turquesa del mar, y varios restaurantes donde podremos recuperar las fuerzas.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de

Sugerencias...

Deja tu comentario
A unos kilómetros de Rennes, en Bretaña, está el bosque de Paimpont, un lugar casi mágico
Deja tu comentario
La ciudad italiana presenta una parte alta antigua y una parte baja nueva