Noticias | Gastronomía

Alimentación

Cinco alimentos procesados que merecen la pena

Estudios detallan los beneficios que aportan estos tipos de condimentos para nuestra salud
03-01-2018 07:53
0 votos
Cinco alimentos procesados que merecen la pena

Cinco alimentos procesados que merecen la pena

En ocasiones, los alimentos procesados pueden suscitar rechazos. Sin embargo, varios estudios han demostrado que estos tipos de condimentos pueden ser beneficiosos para la salud. Repasemos cuáles son una buena opción a tener en cuenta.

Verduras y frutas congeladas

Son varios los estudios que, tras comparar frutas y verduras frescas con congeladas, apenas pudieron encontrar diferencias nutricionales (mismos minerales y antioxidantes); y, en algunos casos, sí que se ha visto que las segundas pueden ser incluso más nutritivas que las frescas. El motivo, explica la doctora y nutricionista Caridad Gimeno, es que ''los productos destinados a la congelación son seleccionadosy procesados en sus mejores condiciones: en su justo momento de recolección, en el que apenas han perdido su valor nutritivo''. Es el caso del brócoli, por ejemplo, cuya versión congelada tiene más riboflavina (vitamina B) que la fresca. O las judías verdes sometidas a bajas temperaturas, con más aporte de vitamina C. Hay excepciones, como los guisantes, que según los científicos de la Universidad de California responsables del estudio, ganan si se toman frescos.

Ensalada en bolsa

''Las propiedades nutricionales de alimentos crudos, sin tratamiento, envasados por debajo de los 8 ºC o en atmósferas modificadas (gases inertes) y que requieren refrigeración de (0 a 4 ºC) para su conservación, como las ensaladas de bolsa refrigeradas, tampoco se ven perjudicadas en comparación con los frescos'', señala Gimeno Uribes. Además, son más cómodas de emplear.


Yogur

''Es un buen ejemplo de los beneficios y ventajas del procesado, ya que es un alimento muy sano y que sin embargo no se encuentra en la naturaleza, pues se obtiene mediante el procesado de la leche con bacterias y a una temperatura específica'', indica María Teresa Nestares, profesora y coordinadora del Máster en Nutrición Humana de la Universidad de Granada. Además, como indica la doctora Ballesteros Pomar, "puede verse mejorado al añadírsele calcio y vitamina D".

Legumbres

''Entre los beneficios de las legumbres procesadas está el aumento de la digestibilidad: su cocción mejora la asimilación del almidón'', explica María Teresa Nestares. Por otra parte, los procesos de germinación y fermentación, además de destruir antinutrientes, potencian ciertas vitaminas.

Respecto a las que se encuentran en conserva, como lentejas o garbanzos, en general hay que decir que el desarrollo de nuevas técnicas de conservación ha permitido que las diferencias en cuanto al valor nutricional entre los alimentos envasados en cristal y los productos frescos no sean tan importantes como hace años, pero sin embargo todavía hay que estar alerta y leer bien su etiquetado. ''Cuando las legumbres están en conserva pueden contener un exceso de sal y/o conservantes, así como un exceso de grasas si se eligen aquellas opciones acompañadas de carne o tocino'', advierte Patricia Yárnoz. Aquí tiene las claves para elegir las más saludables.

Frustos secos sin cascaras

''Otros alimentos mínimamente procesados son los frutos secos molidos al natural, sin sal ni aceites añadidos, que conservan sus nutrientes intactos'', explica la doctora Caridad Gimeno Uribes. Con la ventaja de que el proceso al que se someten los convierte en productos más seguros para el consumo. Como demuestran varios estudios, solo con el secado y la extracción de la cáscara ya se reduce la carga bacteriana que traen los frutos secos crudos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook