Miércoles, 20 Noviembre 2019

Noticias | Agenda

Entrevista

«De pequeña, yo no decía 'quiero ser actriz', yo decía 'voy a ser actriz'»

La actriz interpreta 'Un marido ideal', una versión de Eduardo Galán de la famosa obra de Oscar Wilde, este sábado en Can Ventosa
03-10-2019 19:10
0 votos
Ana Arias, actriz de 'Un marido ideal'. SECUENCIA 3

Ana Arias, actriz de 'Un marido ideal'. SECUENCIA 3

'Un marido ideal' es la obra que va a representar este sábado en Ibiza. ¿De qué trata?
La obra va de muchas cosas. Aunque es de 1895 es muy actual. Gira en torno a la corrupción, aunque no solo es eso, ya que también habla de tragedias humanas, de amistad, de amor... Digamos que es bastante universal.

¿Cuál es su papel?
Yo interpreto a la señora Cheveley. Mi personaje es el elemento de la discordia. Es la que aparece allí para desenmascarar a los ideales, ese amor ideal, a esa pareja perfecta. Ella intentar acabar con todo aquello, siempre mirando sus propios intereses.

'Un marido ideal' desmonta la imagen del político y nos muestra la imagen del hombre corrupto.
Es una de las caras de la obra. Mostrar las excusas que pone un corrupto para salir del entuerto. Eso sí, no es la única.

Hablamos de una obra de hace más de un siglo, pero que temáticamente estaría muy vigente estos días, sobre todo cuando el descontento con los políticos es más que palpable?
Fíjate lo que ha pasado en algunos teatros. La obra comienza con el discurso de un político que dice que «la corrupción se va a acabar». En ese momento, a mucha gente del público le da la risa. Es fuerte que a la gente le haga gracia. Para que veamos hasta qué punto tiene la sociedad interiorizada la corrupción. Tanto, que cuando un político dice que la corrupción se va a acabar nos da la risa. Un ejemplo de la poca confianza que hay en la política.

En ocasiones, la política también es un teatro.
La política tiene mucho de teatro. Piensa que los políticos estudian teatro, tienen profesores que les enseñan técnicas para saber convencer a la audiencia. Unas técnicas que mal utilizadas...

Incluso, a veces, tiene un punto de comedia
De hecho, 'un marido ideal' es una comedia. A veces piensas que cómo te puedes reír de esto, pero sí, lo haces.

¿Le costó meterse en la piel de la señora Cheveley?
La verdad ha sido duro el proceso, porque tenía que buscar partes en mí, que no tengo desarrolladas. Vaya, sí que las tengo en mi interior, porque todas las personas tenemos partes buenas y malas, lo que luego cada uno desarrollamos lo que queremos como persona. Y ya te digo que la manera de acercarse y comportarse de esta mujer yo no la tenía presente en mi forma de ser. Sin duda, he tenido que trabajar en ella con Juan Carlos Pérez de la Fuente, director de la obra.

Aunque bueno, en su caso también hay muchos años de teatro detrás?
Sí, pero bueno, cada personaje es diferente. Puedes tener más o menos técnicas, pero siempre tienes que adaptarte. Hay algunos que son más parecidos a ti y con otros dices: «Dios mío, cómo abordo yo esto». También, con los años vas cogiendo más experiencia a la hora de trabajarlos.

¿Cómo empezó en el mundo de la interpretación?
Siempre tuve claro que quería ser actriz. Nunca tuve dudas. Desde que era pequeña, yo no decía «quiero ser actriz», yo decía, «voy a ser actriz». Ya con ocho años, yo siempre estaba en cualquier actividad extraescolar de teatro. Mi primera experiencia profesional fue con 14 años, cuando hacía de payaso.

¿Cómo fue trabajar de payaso?
Era buenísima. Toda una payasa. Además, da muchas tablas. El público infantil no veas lo que es. Es súper sincero, no te van a decir me encanta. No son como los adultos que te aplauden, aunque no les guste. Si se aburren, te lo van a decir. El trabajo me sirvió muchísimo.

Vaya tiene la comedia metida en vena.
Y la tragedia también (risas).

Y además de teatro, también ha hecho televisión. Uno de sus principales papeles ha sido el de 'Paquita' en 'Cuéntame cómo pasó'. ¿Qué le ha aportado?
Me ha aportado muchísimo. El papel me ha enseñado muchos de los trucos que me sé para trabajar frente a la cámara. Pero, lo mejor de todo es poder trabajar un personaje durante tantos años, poder desarrollarlo, experimentar con él y tener la oportunidad de seguir haciéndolo. Es un lujo. A fin de cuentas, 'Paquita' es un ser humano que evoluciona y cambia y poder tratar eso es un lujo. En una obra de teatro puedes estar unos meses, pero no quince años. 'Paquita' es una masterclass. Además, también me ha permitido conocer a mucha gente, por la cantidad de grandes talentos que han pasado por 'Cuéntame cómo pasó'.

Pero después de tantos años, de quince temporadas, a pesar de todo lo que le aporta 'Paquita', ¿nunca ha tenido un cierto grado de agotamiento con el personaje?
No, la verdad es que no me ha pasado. Jamás. Te cansas de cosas más banales, como puede ser de madrugar, pero nunca de un personaje.

Más allá de 'Un marido ideal' y de 'Cuéntame cómo pasó', ¿qué proyectos tiene?
Pues ahora mismo estoy hablando para otra función de teatro. Además, he hecho una película que se estrenará en enero. Se llama 'Suite nupcial', que es la nueva de Carlos Iglesias.

Tiene y hace de todo, televisión, teatro y cine.
Me apetece hacer de todo. Para mí, además, lo principal es investigar en el personaje. Es lo que más me importa. Lo interesante es el personaje y el proyecto.

¿Es su primera vez en Ibiza?
Sí, porque no conozco la isla. Es más, estoy deseando conocerla. Por eso estoy un poco disgustada, entre comillas, porque no tengo tiempo para visitarla. Llegamos el mismo día de la representación y nos vamos al siguiente. Pero algo me tomaré. Me encantaría conocer Ibiza, más allá de la parte de fiesta. Para la próxima, a ver si tengo más tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook