Fin de semana

Granada

0 votos

Granada - Granada

Granada tiene cientos de sitios maravillos para visitar, hemos hecho una selección de aquellos lugares que consideramos imprescindibles. Nos hemos centrado sobre todo en monumentos, barrios, Iglesias o conjuntos históricos de edificios


La muralla de la ciudad es una de las partes más antiguas de la Granada que hoy conocemos. Se encuentra en buen estado, entre otras cosas porque no se llegó a necesitar (hay que recordar que la toma de Granada fue bastante pacífica) Existen dos partes o dos murallas diferentes: la más antigua, la alcazaba Cadima, del período zirí; y la Yidida, del periodo nazarí.

El barrio del Realejo:La vida de la Granada musulmana se desenvolvía en este lugar, que fue uno de los grandes focos de la época. El tiempo y la reconquista sembraron el barrio de construcciones cristianas y proliferaron los conventos. Hoy, ver los jardines de los cármenes o las corralas es un absoluto placer visual.
La catedral: El retablo de estilo barroco de la fachada principal es bastante impresionante, aunque la torre del campanario, la puerta de San Jerónimo, y la del Perdón no desmerecen. El interior de la catedral está conformado en torno a cinco naves enormes que suponen un buen ejemplo del arte gótico.

El Monasterio de la Cartuja, comienza a edificarse en 1506 sobre los cerros de Aynadamar, que significa “Fuente de Lágrimas” y que hace referencia a la acequia del mismo nombre que pasa por allí y que abastece parte del Albaicín.
 Constituye una de las expresiones máximas del barroquismo andaluz y español.

El Albaicín:producto de lo que fue en su día la fortaleza de Granada y el viejo barrio de los nazaríes. Callejuelas estrechas, pequeñas casas encaladas y pequeñas plazas por doquier que han merecido el apelativo de “un paraíso cerrado para muchos”. Un bonito acceso al barrio es a través de la Puerta de Elvira. Si se sigue la línea de murallas de la Alcazaba Cadima se llega hasta la Plaza Larga y al arco de las Pesas. Una vez allí llegamos al recorrido del barrio, clásico y enrevesado, de ricas vistas y visitas: el mirador de San Cristóbal junto a la iglesia del mismo nombre; la antigua mezquita mayor que aún conserva el patio de abluciones (hoy, Iglesia del Salvador). La iglesia de Santa Ana, en la Plaza Nueva, con una de las fachadas mudéjares más espectaculares de la ciudad...

El centro.La plaza de la Bibarrambla es una buena referencia dentro del centro granadino. Significa en árabe “puerta del río” y destaca sobre todo por su mercado de flores. Gran parte de la historia de la ciudad a trascendido también en esta plaza. También de interés son la iglesia de los Santos Justo y Pastor, el hospital y la iglesia de San Juan de Dios o los edificios de San Bartolómé y Santiago de patios enclaustrados. El Corral del Carbón servía para dar hospedaje a la caravanas de mercancías que llegaban a la ciudad y allí se controlaban también los productos para el pago de los impuestos. Si apetece caminar, El Violón, el salón y la Bomba, son paseos de inspiración francesa que en su día marcaban el límite de la ciudad y las torres Bermejas, la fortaleza más antigua de Granada.

El Sacromonte:Parece como si el tiempo no existiera para las costumbres ancestrales de los gitanos que vinieron con las tropas de los Reyes Católicos y se mezclaron con los moriscos. Hoy, los turistas suben hasta el barrio gitano para disfrutar sobre todo de las noches de flamenco y encontrar alguna de las famosas  cuevas-templo de este arte gitano. La abadía, fundada por el arzobispo don Pedro de Castro, nunca se terminó de construir, y se levantó en torno a unas placas de plomo y unos restos encontrados en una cueva. En la parte museo pueden verse obras de artistas granadinos como Alonso Cano, Sánchez Cotán o Bocanegra.

La Alhambray el Generalife Muhammad ben Yusuf ben Nasr conquistó en el siglo IX una fortaleza que se encontraba en el lugar que hoy ocupa La Alcazaba y fundó la dinastía y el Reino de Granada. Pronto se le quedó pequeña y comenzó a construir hasta convertir el recinto en el centro político de todo el occidente musulmán. La Alhambra es hoy el principal foco turístico de la ciudad, en muchas ocasiones objetivo primordial de un viaje de miles de kilómetros. Y lo merece. Sin embargo, y por esta misma razón, es inteligente evitar el fin de semana o las fechas vacacionales para dicha visita. De lo contrario, las colas, la multitud e incluso la imposibilidad de entrar pueden ser un camino directo a la frustración.
El visitante debe saber que La Alhambra cuenta con varios espacios diferenciados: los Palacios, la zona militar o Alcazaba, la ciudad o Medina y la finca agraria del Generalife.
Para llegar hasta la Alhambra hay que subir por la cuesta de Gomérez y atravesar la Puerta de las Granadas levantada en 1536 por orden de Carlos V. Una vez en la alameda de la Alhambra, encontraremos tres senderos: el de la derecha llega hasta las Torres Bermejas, el sendero central al Generalife y el de la izquierda a la fuente del Pilar de Carlos V, que se encuentra junto a la Puerta de la Justicia, entrada principal de la Alhambra por el lado sur. Este es el camino de la explanada donde se levanta el Palacio de Carlos V, cuyo sobrio estilo renacentista,contrasta con la delicadeza de los palacios nazaríes. Dentro se encuentran el museo de La Alhambra y el de Bellas Artes.


La Alcazaba es la obra más antigua del conjunto; su construcción data del siglo XIII y fue mandada construir por el Sultán Alhamar sobre antiguos vestigios de construcciones defensivas. La Torre de la Vela, construida en esta parte, es la más grande y poderosa de toda la Alhambra. Ocupa la posición más elevada de toda la Alhambra y cuando los cristianos conquistaron la ciudad posicionaron sobre esta torre la campana de “la Vela” o “La Cantinela”, para celebrar la victoria con su repiqueteo. Tras la Puerta del Vino y una vez atravesado el jardín, se desciende por unas escaleras a los Palacios Reales Nazaríes. El agua cobra aquí una especial importancia. En torno al Patio de los Arrayanes y al Patio de Los Leones se distribuían las diferentes realidades de la vida de palacio: el Mexuar, destinado a la administración del reino; el cuarto de Comares, residencia oficial del rey y el Harén.
Muy cerca, la legendaria sala de los Abencerrajes, la sala de las Dos Hermanas, aposentos de la sultana, con el mirador de Daraxa y la sala de los Secretos. Desde el Jardín de Doraxa, se llega a los Jardines del El Partal, a la Torre de las Damas, a la Mezquita de El Partal, a la Torre de la Cautiva y a la Torre de las Infantas. Desde los jardines de El Partal se accede al Generalife (jardín del paraíso, en árabe), del siglo XIV. Aquí estaba emplazada la residencia de verano de los nazaríes.

10 Cosas que no puedes perderte en Granada

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de

Sugerencias...

Deja tu comentario
En este territorio podrás disfrutar de la naturaleza y la historia a partes iguales
Deja tu comentario
Cuando alguien llega a Ibiza de vacaciones muchas veces no sabe dónde ir, qué visitar, cómo [..]