Noticias | Agenda

Solidaridad

Flamenco en beneficio de la asociación de Asperger

13-05-2017 20:17
0 votos
Imagen de una de las campañas informativas de la asociación ibicenca. VICENT MARÍ

Imagen de una de las campañas informativas de la asociación ibicenca. VICENT MARÍ

Entre 40 y 45 alumnos de la Escuela Flamenca Teresa Rojas se subirán de nuevo al escenario del espacio cultural Can Ventosa el próximo 21 de mayo en la segunda edición del festival A Contracorriente en beneficio de la Asociación de Asperger de Ibiza y Formentera (AIF), a la que se destinará toda la recaudación de las entradas. Durante más de una hora y media, el público disfrutará de un espectáculo que incluye «más de siete u ocho números nuevos montados para la ocasión», algunos de los cuales contarán con música en directo de Taty Escobedo, que pondrá la voz, Antonio Fernández, a la guitarra, y Antonio Ponce, en la percusión.

Si ya en la primera edición de A Contracorriente –cuyo nombre se refiere «a la realidad de las personas con síndrome de Asperger, que están viviendo en una sociedad que se mueve en sentido contrario al de ellos»–, Rojas preparó un número especial con las alumnas mayores para reivindicar el derecho a ser diferente, esta vez les ha tocado a las más pequeñas. «Es un baile en el que van con máscaras puestas atrás, en la cabeza, y con él quiero denunciar un poco la torpeza humana de no mirar donde debemos», explica la coreógrafa y directora de la escuela. Rojas resalta la labor que realiza la Asociación. «Esta es una asociación que está haciéndolo muy bien», subraya y agrega que el asperger es aún «un síndrome muy poco estudiado». «Veo a unos padres que están solos luchando contra el mundo; son ellos mismos los que desde la asociación muchas veces están dando información a profesores, maestros y terapeutas», destaca y dice que le parece «muy bonita la implicación que tienen», por lo que han decidido echarles una mano. «Ella es muy generosa», apostilla la presidenta de AIF, Amparo Álvarez. Las entradas para el espectáculo, que empezará a las 20.30 horas, ya están a la venta en Can Ventosa. «Es una entrada donativo de diez euros», apunta Álvarez. El año pasado el espectáculo recaudó 4.000 euros, que el colectivo destinó a la contratación de un psicólogo durante los meses de abril, mayo y junio. Rojas confía en poder superar la cifra en esta nueva edición. «Ojalá el teatro se llene», indica la coreógrafa, que resaltó que no solo como «apoyo al arte, que es muy difícil en estos tiempos», sino para ayudar a la asociación, que obtengan dinero y que con él «puedan seguir funcionando».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook